Refugio Antiaéreo 307 Barcelona
Favoritos

El Refugio 307, cuyo nombre original en catalán es Refugi 307, es uno de los más de 1.400 refugios antiaéreos que se construyeron en Barcelona durante la Guerra Civil Española y que protegían a sus habitantes de los bombardeos sistemáticos que sufría la ciudad.

A destacar del refugio antiaéreo

Su nombre no hace referencia a ningún hecho histórico de gran relevancia sino que se debe a que fue el refugio número 307 en ser inscrito en el registro del Ayuntamiento de Barcelona. Al contrario de lo que ocurrió con la mayoría de refugios de Barcelona, construidos bajo el subsuelo de la ciudad, el Refugio 307 se construyó a nivel de superficie ya que se aprovechó la falda de la montaña de Montjuïc, en el barrio del Poble Sec, para excavar su red de túneles.

Historia de los refugios antiaéreos de Barcelona

La huella de la Guerra Civil Española todavía está muy presente en varios puntos de la ciudad, como ocurre en las paredes de la iglesia de la plaza de Sant Felip Neri o en los bunkers del Carmel, en lo alto del Turó de la Rovira. Los refugios antiaéreos son otros de los elementos claves durante la Guerra Civil que todavía perduran y que permitían a la población civil resguardarse durante los bombardeos aéreos. La construcción de los mismos fue impulsada desde el Gobierno de Catalunya y el Ayuntamiento y llevada a cabo conjuntamente con la población, en muchos casos niños, mujeres y ancianos, ya que los jóvenes se encontraban luchando en el frente. Cuando se detectaba la llegada de aviones enemigos se hacían sonar sirenas por toda la ciudad y se lanzaba un aviso por radio, momento en el que la gente se dirigía rápidamente hacia el refugio antiaéreo más cercano.

Refugios antiaéreos de Barcelona que se pueden visitar

Refugi 307
Refugio Plaça del Diamant
Refugio Palau de les Heures
Refugio Plaça de la Revolució

entrada Refugio 307

La vida en el refugio 307

Cuando se empezó a construir el Refugio 307 se diseñó un enjambre de túneles de 400 metros de túneles ideado para que diera cabida a unas 2.000 personas, pero en el momento en el que finalizó la guerra únicamente se habían construido la mitad de los metros inicialmente previstos. Sus túneles de bóveda tienen una altura aproximada de unos 2,10 metros y una anchura que va desde los 1,5 hasta los 2 metros. Para evitar tapones cuando la gente entrara al refugio se habilitaron tres accesos, que iban seguidos de un túnel en zig-zag, diseñado para evitar la extensión de la metralla por su interior en caso de que cayera una bomba junto a alguna de las entradas.


En su interior se dispuso de todo lo necesario para que la gente que estaba en su interior pudiera resistir el tiempo necesario y en las mejores condiciones posibles, por lo que se podía encontrar una pequeña enfermería, una cocina, letrinas, un manantial de agua que bajaba de la montaña de Montjuïc y hasta una zona específica para que los más pequeños pudieran distraerse y así olvidarse por unos instantes de todo lo que estaba sucediendo.

El Refugio 307 en la actualidad

Al finalizar la guerra el refugio quedó totalmente abandonado pero con el paso del tiempo tuvo diversos usos, desde almacén de una fábrica de vidrio de la zona hasta vivienda particular de una familia gitana, de la que todavía se conserva la chimenea que utilizaban sus miembros para calentarse. Más tarde, y tras una serie de trabajos sobre el recinto para su adecuación como espacio museístico pasó a formar parte del Museo de Historia de Barcelona, (MUHBA).

Mensajes en las paredes

A lo largo de los túneles del refugio pueden observarse restos de algunos mensajes que poblaban sus paredes, tales como “se prohíbe fomentar el pesimismo” o “se prohíbe hablar de política” y cuyo objetivo era el de preservar la armonía de todos aquellos que se encontraban dentro ya que eran momentos muy críticos y tensos que podían provocar que algunos llegaran a perder los nervios.

Visitas guiadas al Refugio 307

El MUHBA organiza una serie de visitas guiadas que tienen como objetivo difundir parte de la historia reciente más terrible de la ciudad y del país así como dar a conocer los horrores de una guerra que no hizo distinción entre civiles y combatientes. Se trata de una visita recomendada para todo aquél que sea un apasionado de la historia así como para todos aquellos que sientan cierta curiosidad e inquietud por conocer algo más de la ciudad.

túnel Refugio 307

EL REFUGIO Y LA CLAUSTROFOBIA

Las estrechas dimensiones de los túneles no hacen muy recomendable la visita para aquellas personas que sufran de fobia a los espacios cerrados. Aún así comentar que hay zonas de los túneles dónde la amplitud es mayor y gracias a que gran parte del recorrido se encuentra iluminado la sensación de estar en su interior no llega a ser agobiante.

La visita guiada, en castellano, catalán e inglés y de unos 45 minutos de duración, comienza con unas explicaciones en el exterior, dónde hay una serie de fotografías y paneles informativos (en castellano, catalán e inglés) que instruyen al visitante sobre todo lo acontecido durante aquellos angustiosos años. El guía va comentando cada una de las fotografías mientras con sus explicaciones nos hace retroceder hasta una de las épocas más trágicas vividas en la ciudad. Una vez finalizas las explicaciones del guía, durante las cuales se le puede preguntar cualquier duda que os surja, es el momento en el que se accede al interior del refugio. Una vez dentro el guía prosigue con las explicaciones mientras se van recorriendo parte de los túneles.

Galería de fotos

Mapa


Mapa más grande

Dirección

c/ Nou de la Rambla 169, Barcelona.

Horario de visita

Visita guiada el domigo: a las 10:30 en inglés, a las 11:30 en castellano y a las 12:30 en catalán.

Visita guiada para grupos: en inglés, francés, castellano y catalán de lunes a sábado y siempre con reserva previa contactando a través del email reserves-mhcb@bcn.cat o del número de teléfono (0034) 932. 562. 122.

Cerrado: 1 de enero, 1 de mayo, 24 de junio y 25 de diciembre.

Precio de la entrada

General: 3,40€

¿Cómo llegar?

Metro: Paral·lel (líneas 2 y 3).

Autobuses: líneas 20, 21, 36, 57, 64 y 157.

Lugares próximos de interés

Fundación Joan Miró
Mirador Jardines de Miramar
Mirador del Alcalde
Museo Marítimo de Barcelona
La Rambla

Favoritos
TripUniq ES

Newsletter irBarcelona


Síguenos

Pinterest