Casa de l'Ardiaca
Favoritos

El barrio Gótico de Barcelona atesora multitud de pequeñas sorpresas para los amantes de la historia, la arquitectura y el arte en general. Una de estas agradables sorpresas, que no es muy conocida ni entre los propios habitantes de la ciudad, es la Casa de l’Ardiaca, en castellano Casa del Arcediano, la antigua residencia oficial de la jerarquía eclesiástica de Barcelona.

A destacar

El edificio, catalogado por la administración de la Generalitat de Catalunya como Bien de Interés Cultural Nacional y de claro estilo gótico, sufrió una importante reforma a principios del siglo XVI por orden del máximo responsable de la Catedral de Barcelona, por aquél entonces el Arceliano Lluís Desplà. Durante esos trabajos se incorporaron diversos elementos renacentistas, siendo claro ejemplo el portal de la entrada, aprovechándose además para realizar el patio interior y acometer una ampliación del edificio, lo que acabó por convertirlo en un auténtico palacete.

patio Casa Ardíaca

Después de haber sido epicentro político, juzgado e incluso ser adoptado por artistas para crear sus obras, en el año 1895 pasó a ser la sede del Colegio de Abogados de Barcelona. Durante ese periodo se realizaron nuevas reformas en el edificio, para las cuales contrataron los servicios del arquitecto Lluís Domènech i Montaner, impregnándolo de elementos modernistas, siendo buena muestra de ello el buzón de piedra que sobresale de la fachada.

BUZÓN EN PIEDRA
buzón Alfons Juyol
Obra del escultor Alfons Juyol, el buzón se encuentra en uno de los laterales de la entrada, y en él se puede observar con sumo detalle la presencia de una tortuga, cinco golondrinas y 7 hojas, todos ellos elementos que guardan cierto simbolismo con la justicia.

La fisonomía actual de la Casa de l’Ardiaca perdura desde su última gran reforma, del año 1962, y en la que destacó el derribo de varios edificios que se apoyaban sobre la muralla romana de la ciudad así como la reconversión del patio interior en un pequeño claustro.

Arxiu Històric de la Ciutat de Barcelona

En el año 1920 la Casa de l’Ardiaca fue comprada por el Ayuntamiento de Barcelona, convirtiéndose un año después, y hasta el día de hoy, en la sede de l´Arxiu Històric de la Ciutat de Barcelona (AHCB), en castellano Archivo Histórico de la Ciudad de Barcelona. Su inmenso fondo documental, con unos 80.000 volúmenes, incluye una valiosísima documentación relacionada con el gobierno de Barcelona, desde el siglo XIII hasta comienzos del siglo XIX, como todo tipo de bibliografía y archivos relacionados con la ciudad.


Todo aquél que lo desee puede acceder, de forma gratuita y bajo petición previa, a los documentos de l´Arxiu Històric de la Ciutat de Barcelona, lo que resulta de gran utilidad para profundizar en los conocimientos sobre la evolución de la propia ciudad así como de su estructura de gobierno.

Visitas

A no ser que seáis unos estudiosos de Barcelona, estéis realizando un trabajo sobre la ciudad o por algún motivo estéis buscando una información concreta sobre su historia, lo más probable es que no estéis interesados en rebuscar entre los miles de documentos de l´Arxiu Històric de la Ciutat de Barcelona, aún así resulta interesante acceder al conocido como Saló de les Pinyes para poder disfrutar de su artesonado, magníficamente decorado.

fuente Casa de l'Ardiaca

De lo que sí que estamos convencidos es de que os gustará visitar el exterior de la Casa de l’Ardiaca, que comprenden el claustro y la terraza del piso superior, así como acceder a la sala principal en la que suelen realizarse varias exposiciones.

Claustro
Lo primero que se observa es la hermosa fuente central del claustro, sobre la que se realiza la tradición de l’Ou com Balla, que consiste en hacer bailar un huevo el día del Corpus, así como una enorme palmera situada a su lado. Si os fijáis en las paredes se puede ver que parte de las mismas están decoradas con un friso de azulejos. Justo en el fondo se encuentra uno de los elementos históricos más relevantes del edificio, parte de la antigua muralla romana de la ciudad, con más de 2.000 años de historia.

Terraza
Resulta imperdonable abandonar el recinto sin subir al primer piso, dónde hay una fantástica terraza en la que, pese a no estar muy alta, se puede obtener una buena imagen de la Capilla de Santa Lucía y contemplar la magnitud de la palmera, siendo además un remanso de paz entre la gran cantidad de gente que suele pasear por la zona.

primer piso Casa Ardiaca

Exposiciones
Justo antes de las dependencias de l’Arxiu Històric de la Ciutat de Barcelona, se encuentra una pequeña sala dónde, ocasionalmente, se realizan interesantes exposiciones cuya temática principal, como no podía ser de otra forma, radica en la ciudad de Barcelona.

INFORMACIÓN CURIOSA
En la misma calle de la Casa de l’Ardiaca, calle de Santa Llúcia, haciendo esquina con la calle del Bisbe suelen actuar algunos artistas, destacando por sus grandes dotes musicales un cantante de ópera que hace las delicias de sus fieles seguidores así como de todo aquél que se acerca atraído por su melódica voz.

Galería de fotos

Mapa


Mapa más grande

Dirección

c/ Santa Llúcia 1, Barcelona.

Horario de visita

Del 1 de septiembre al 1 de julio: de lunes a viernes de 9:00h a 20:45h y sábados de 9:00h a 13:00h.

Del 2 de julio al 31 de agosto: de lunes a viernes de 9:00h a 19:30h.

Precio de la entrada

La visita es gratuita.

¿Cómo llegar?

Metro: Liceu (línea 3) y Jaume I (línea 4).

Autobuses: líneas 45, 59, 120, V13, V15, V17 y autobús turístico.

A pie: En uno de los puntos más céntricos de la ciudad se puede llegar a ella dando un pequeño paseo si os encontráis en la zona.

Lugares próximos de interés

Catedral de Barcelona
Plaza de Sant Felip Neri
Plaza Sant Jaume
Palau de la Generalitat
La Rambla

Favoritos
TripUniq ES

Newsletter irBarcelona


Síguenos

Pinterest