Torre Bellesguard
Favoritos

La Torre Bellesguard, cuyo nombre oficial es el de Casa Figueras, es el proyecto más personal de Antoni Gaudí, y es que contó con total libertad de acción para su construcción, teniendo como única premisa la de respetar las ruinas del castillo medieval existentes en la zona. Pese a todos estos elementos y a que está catalogada como Bien de Interés Cultural desde el año 1969, se trata de una de las obras más desconocidas del arquitecto modernista, hecho seguramente motivado por su apartada localización del centro de la ciudad, en el distrito de Sarrià – Sant Gervasi y a los pies de la sierra de Collserola, y a que hasta el año 2013 no se abrió a las visitas de forma oficial.

El Castillo del Rey Martín

La historia de la Torre Bellesguard se remonta a principios del siglo XV, cuando el Rey Martín I de Aragón, conocido como Martín el Humano, mandó construir un castillo a modo de residencia en plena montaña, un lugar estratégico que le permitía evitar el aire enrarecido que se respiraba cerca del mar y que le afectaba a su maltrecha salud. En este mismo castillo el Rey Martín se casó con Margarita de Prades, en una ceremonia asistida por Benedicto XIII (el Papa Luna) y el dominico Vicente Ferrer. Un año después moría el Rey, lo que provocó que el castillo quedase en un estado de abandono durante varios siglos, convirtiéndose incluso en refugio nocturno de uno de los bandoleros más conocidos y recordados del siglo XVII, Serrallonga.

La Torre Bellesguard de Gaudí

Proyectada a principios del siglo XX (1900-1909), la Torre Bellesguard fue un encargo de María Sagués Molins, viuda de Jaume Figueras, a Antoni Gaudí. Para su construcción, el arquitecto, conocedor del hecho de que el encargo se iba a llevar a cabo en los mismos terrenos en los que en su día se levantó el castillo del Rey Martín, además de mantener los restos visibles del castillo, como era el caso de parte de su muralla, quiso ir mucho más allá, para lo que se propuso rendirle un homenaje. Así pues la fachada de la torre que erigió se asemeja a la imagen de un castillo más que a las construcciones más conocidas del arquitecto, como son los casos de la Casa Batlló o la Casa Milà. Aún así hay algo común con sus demás obras, la gran carga de simbolismo de todos sus elementos.

fachada Torre Bellesguard

Diseñada de principio a fin por el propio Antoni Gaudí, varios de los elementos de la Torre Bellesguard fueron realizados por alguno de sus colaboradores, como es el caso de los llamativos bancos de mosaico, obra de Domènec Sugrañes i Gras mediante la técnica del Trencadís (quebradizo).

Por desgracia los muebles originales de la Torre Bellesguard no se conservan ya que, tras ser incautada durante la Guerra Civil Española y usada como orfanato durante esa época tan convulsa, se quemaron todos los muebles para poder mantener calientes durante el frío invierno a los niños que se encontraban en ella. Finalizada la contienda la casa fue comprada por el reputado oncólogo Lluís Guilera Molas, quién la reformó y adaptó para su uso como hospital, de la que todavía hoy en día se conserva la sala de autopsias.

La visita a la Torre Bellesguard

Existen dos formas de visitar la Torre Bellesguard. Una de ellas es la visita guiada en la que un experto en el modernismo y en la obra de Gaudí en general así como en la construcción e historia de la Torre Bellesguard en particular acompaña a los visitantes a lo largo del recorrido. La segunda opción permite visitar la Torre Bellesguard por libre, gracias a los comentarios de una audioguía disponible en varios idiomas.

visita guiada Torre Bellesguard

Billetes visita guiada Torre Bellesguard

Comprar

Visita en español

Barcelona Turisme

VISITA POR LIBRE

Horario: de martes a domingo de 10:00h a 15:00h.

Adultos: 9,00€.
Reducida: 7,20€ (menores de 18 años y mayores de 65).
Gratis: niños menores de 8 años.

Castellano, catalán, inglés, francés, japonés y ruso.

VISITA GUIADA

En español: sábado a las 12:00h y domingo a la 13:15h.
En catalán: sábado a las 13:15h y domingo a la 12:00h.
En inglés: sábado y domingo a las 11:00h.

Adultos: 16,00€.
Reducida: 12,80€ (menores de 18 años y mayores de 65).
Gratis: niños menores de 8 años.

1 hora / 1h 15 min

Cerrado: 1 y 6 de enero y el 25 y 26 de diciembre.
VISITAS PARA GRUPOS

Para realizar visitas exclusivas para grupos numerosos (de 11 a 15 personas) así como para realizar visitas guiadas en otros idiomas, se debe realizar una reserva previa por email o teléfono.

reserva@bellesguardgaudi.com
(+34) 93 250 40 93

Con audioguía
€ Normal: 9,00€
€ Reducida: 7,20€
€ Gratis: menores de 8 años
Visita guiada
€ Normal: 14,00€
€ Reducida: 12,80€
€ Gratis: menores de 8 años

¿Qué espacios se pueden visitar durante el recorrido?

Actualmente la Torre Bellesguard sigue siendo la residencia privada de la familia Guilera por lo que no todas las estancias del edificio son accesibles para los visitantes. Aún así son numerosos los espacios de la Torre Bellesguard, tanto exteriores como interiores, que se pueden visitar.

Sala de ladrillos
También como sala de música, ya que esa tenía que ser su función, dicha sala cuenta con una magnífica acústica. Se trata de un espacio único ya que al estar inacabado permite observar las “entrañas” de un espacio diseñado y realizado por Antoni Gaudí, algo inapreciable en otras obras del arquitecto mucho más conocidas y visitadas.

Terraza con vistas
Es uno de los espacios con mayor encanto de la visita y es que, además de poder observar de cerca el pináculo así como la forma de dragón que diseñó Gaudí, desde ella se observan unas magníficas vistas de la Sierra de Collserola y de Barcelona.

Caballerizas
Se trata de las antiguas caballerizas de la Torre Bellesguard, un espacio en el que se pueden observar los abrevaderos originales y visualizar un video realizado por un dron.

Jardín Exterior

Los jardines y el exterior

Gran parte del interés de la visita radica en su exterior, ya que es en esta zona dónde se pueden apreciar los restos del castillo medieval del siglo XV. Aunque este es el elemento histórico más interesante de los jardines, éstos cuentan con multitud de rincones y detalles de gran interés.

bancos elipsoides en el jardín

Escudo de la Corona de Aragón
Se encuentra al comienzo del recorrido por el jardín, en la estructura añadida a la muralla original del castillo. En él se observan dos fechas: 1409, en honor a la obra del castillo del Rey Martí y 1909 en memorándum de la finalización de la Torre Bellesguard. También se observa un sol naciente, símbolo de esas dos épocas tan gloriosas.

Cruz de hierro forjado
Se cree que fue el propio Gaudí, y no uno de sus aprendices, el que se encargó de realizar esta cruz.

Bancos junto a la fachada
Se trata de dos bancos de mosaico realizados con la técnica del Trencadís. Se nota la mano del discípulo Domènec Sugrañes i Gras, autor de los mismos, ya que su Trencadís se asemeja más al de la técnica realizada por los romanos, más uniforme, que a la utilizada por Gaudí, más desigual.

Bancos en forma de elipsoide
En el jardín hay dos grandes bancos, uno frente al otro, cuya acústica permite que dos personas situadas una en cada punta puedan comunicarse hablando muy flojo.

Muralla del castillo
Los restos de la muralla original del castillo del Rey Martín son fácilmente visibles en el jardín ya que, pese a su similitud con la construcción más moderna del siglo XX, se puede diferenciar perfectamente su estructura.

La fachada de la Torre Bellesguard

Pese a que los elementos modernistas son indudables, el estilo predominante en la fachada de la Torre Bellesguard es el neogótico. Realizando un rápido vistazo enseguida se observa que Gaudí rompe con su estilo habitual, utilizando en la mayoría de ocasiones las líneas rectas, como puede apreciarse en las almenas y el paramento. El contrapunto lo ponen las líneas redondeadas realizadas con pequeñas piedras pizarras, provenientes de la vecina Sierra de Collserola, y cuyas formas y colores no son casuales, sino que éstas fueron separadas por dichas características, a petición de Gaudí, por los trabajadores de la obra. Gracias a esta variedad en los colores de las piedras y a su disposición, la luz solar que se proyecta sobre la fachada hace que, en función de la hora del día, varíe su tonalidad de colores, siendo uno de los encantos de la torre.

cruz pináculo Bellesguard

Pináculo
Lleno de simbolismo, en él se observa la cruz en vértice que lo corona, una de las marcas del artista, así como las cuatro barras de la Corona de Aragón.

Inscripción en la puerta de entrada
Dicha inscripción reza “Maria Puríssima sens pecat fou concebuda” (“María Purísima, sin pecado concebida”)

Estrella de Venus
Vidriera con la forma de estrella de venus, de 8 puntas, encima de la puerta de entrada a la casa.

Tubería
La obsesión de Gaudí por integrar e incluso mimetizar todos los elementos del edificio en el entorno natural en el que se encontraba hacen que hasta la tubería de la fachada lateral fuera diseñara como si de la forma de un árbol se tratara.

El interior de la Torre Bellesguard

Si lo comparamos con su exterior, el interior de la Torre Bellesguard nada tiene que ver con su exterior, siendo un claro contrapunto a lo que transmite desde fuera debido a sus formas a modo de castillo. En su interior Gaudí optó claramente por el modernismo, lo que hace que sea mucho más reconocible la mano del arquitecto catalán.

También se observa su habitual fijación por iluminar con luz natural el interior de sus edificios, ayudándose en este caso de unas vidrieras cuidadosamente dispuestas y que, gracias a las paredes recubiertas con yeso y pintadas de color blanco, consiguen mejorar y potenciar la luminosidad natural.

forma de dragón de la terraza

El dragón de la terraza
Desde una de las esquinas de la terraza es posible apreciar la forma de dragón que Gaudí ideó para esta parte de la torre, algo que desde el exterior no se puede observar y que llama mucho la atención de todos los visitantes.

Lámpara de la entrada
Es uno de los elementos más llamativos de la entrada debido a su colorido vidrio plomado y a la utilización del hierro forjado.

Lámpara de la sala de música
Si ésta se pone del revés tiene la forma de la corona del Rey Martín.

Juegos de luces
La vidriera de diferentes colores que se encuentra junto al balcón de la pequeña habitación de la cuarta planta tiene como objetivo mostrar diferentes juegos de luces en función de la hora del día.

Estrella de Venus
Desde el interior el hermoso colorido de la vidriera de la estrella de Venus, que también es visible desde el exterior, cobra un mayor esplendor.

Techo de tela de araña
La solución estructural por la que optó Gaudí para soportar el pináculo de la torre fue un techo cuyas formas se asemejan a las de la tela de araña o incluso a las olas del mar.

SUGERENCIAS

VIADUCTO
En la misma calle de Bellesguard se encuentra un viaducto realizado por Antoni Gaudí y cuya construcción estuvo ligada a la de la torre. Se puede visitar libremente así que no perdáis la ocasión de descubrir una de las obras más poco frecuentadas del arquitecto.

ALREDEDORES
Dado que la Torre Bellesguard se encuentra bastante alejada de los lugares más céntricos de la ciudad os aconsejamos que, si decidís visitarla, aprovechéis para coger el cercano Tramvia Blau, que os llevará hasta la plaça del Dr. Andreu, dónde podréis tomar algo en dos de los bares con mejores vistas de la ciudad, el Mirabé y el Mirablau. También podéis visitar el muy próximo CosmoCaixa (Museo de la Ciencia), algo que resulta casi obligado en el caso de que viajéis con niños.

Galería de fotos

¿Dónde está la Torre Bellesguard y cómo llegar?

Pese a estar algo apartada y ser de acceso más complicado que otros lugares de la ciudad la visita a la Torre Bellesguard podríamos considerarla como imprescindible, sobre todo si estáis de visita en la ciudad más de 3 días.


Mapa más grande

Dirección

c/ de Bellesguard 16-20, Barcelona.

Horario

La información sobre los horarios de las visitas, guiadas y libres, se muestran de forma detallada más arriba.

Precios

La información se muestra más arriba.

¿Cómo llegar?

Autobuses: líneas 60, 123 y 196. Las líneas 22, 58 y 75 tienen parada a unos 10 minutos andando de la Torre Bellesguard.

FGC: Av. Tibidabo y andar unos 15 mimutos.

Lugares próximos de interés

CosmoCaixa
Tramvia Blau
Mirablau
Mirabé

Favoritos
TripUniq ES

Newsletter irBarcelona


Síguenos

Pinterest