Casa Comalat

Actualización 13 Nov 2021

A escasos metros del Passeig de Gràcia y a relativamente poca distancia de dos de las obras más destacadas del modernismo catalán, la Casa Milà y la Casa Batlló, ambas obra de Antoni Gaudí, se levanta la Casa Comalat. Para muchos barceloneses, este particular edificio es un gran desconocido dentro del panorama modernista de la ciudad, y eso que es uno de los edificios incluidos en la denominada Ruta del Modernismo.

Información sobre la Casa Comalat

Construida entre los años 1906 y 1911, la Casa Comalat se levantó por encargo del señor Comalat, un prestamista de la época que, al igual que otros burgueses coetáneos, quería que su vivienda fuera un fiel reflejo de su poder económico. El encargo del proyecto recayó en Salvador Valeri i Pupurull, un arquitecto modernista muy influenciado por la obra de Gaudí.

Las dos fachadas de la Casa Comalat

Una de las características más destacadas de la Casa Comalat es que, debido a que se encuentra en una pequeña manzana, cuenta con dos fachadas. Pese a que ambas comparten el mismo estilo arquitectónico, el modernismo tardío, las diferencias entre ellas son más que notables.

Casa Comalat

En la fachada de la Casa Comalat que da a la Avenida Diagonal, realizada totalmente en piedra, se observan las habituales líneas curvas y detalles decorativos típicos del modernismo. Así pues, destaca la presencia de formas orgánicas y grandes balcones o tribunas. Pese a estos elementos, esta fachada de la Casa Comalat destila una sobriedad que nada tiene que ver con lo que transmite la fachada posterior de la calle Córcega.


La fachada de la calle Córcega es un excelente contrapunto a la fachada de la Avenida Diagonal. En consecuencia, las formas curvas son mucho más acentuadas y la fachada es mucho más colorida. Gran parte de este color, es fruto del uso de cerámica policromada y de sus llamativas persianas verdes, que se encargan de cubrir las galerías realizadas en madera.

Semejanzas con la obra de Antoni Gaudí

El hecho de que muchas personas encuentren parecidos razonables entre varios detalles de la Casa Comalat y los que pueden observarse en algunas obras de Antoni Gaudí es debido a que varios de los elementos guardan una similitud más que evidente. A modo de ejemplo el sombrero de arlequín revestido con cerámica vidriada de color verde que corona la Casa Comalat y que se asemeja mucho a las escamas de dragón de la parte superior de la Casa Batlló.

Finestra Casa Comalat

Pese a la reforma de la fachada de la calle Córcega que se llevo a cabo el año 2009 y que permitió que ésta volviera a lucir como antaño, la Casa Comalat es uno de los edificios modernistas que menos modificaciones y alteraciones ha sufrido. En consecuencia, tanto su fachada como su interior conservan el aspecto original de este edificio de más de 100 años de historia.

Nuestra recomendación

Debido a la policromía de la cerámica que decora la fachada de la calle Córcega os recomendamos que, a nada que os sea posible, os acerquéis a la Casa Comalat en un día soleado, y en el rango horario que va desde las 11:00h hasta primera hora de la tarde, que es cuando ésta luce en todo su esplendor.

El interior del edificio y las visitas a la Casa Comalat

Si bien es cierto que la parte exterior del edificio nos evoca en muchos momentos a la obra de Gaudí, con su interior no ocurre lo mismo. Así pues, en él se denota claramente el espíritu del modernismo pero recargado hasta tal extremo que en algunos momentos recuerda al Barroco o, incluso, al Rococó. Sin duda se trata de un contrapunto respecto a otros edificios modernistas, que pese a contar con una decoración llena de detalles y colores, éstos no resultan ser tan numerosos ni recargados.

¿Se puede visitar el interior de la Casa Comalat?

Ante la gran belleza de su fachada, somos muchos los que hemos querido visitar el interior de la Casa Comalat. Lamentablemente, al tratarse de una residencia privada, con residencias y oficinas, no puede visitarse.

En su interior destaca el persistente uso decorativo de la cerámica, tanto en paredes como techos, tanto de las zonas comunes como en las estancias privadas. También se observa la presencia de un gran número de serigrafías, techos en relieve y fantásticas y coloridas vidrieras, realizadas por Rigalt i Granell, uno de los talleres de vidrio más importante de la época.

detalles de la Casa Comalat

La madera también es protagonista en el interior de la Casa Comalat, concretamente en el vestíbulo, dónde además de disponer de diferentes elementos y detalles ornamentales de dicho material se encuentra un banco de madera, auténtica joya de principios del siglo XIX. Se trata del único banco de este estilo que puede encontrarse actualmente en el vestíbulo de un edificio modernista.

Galería de fotos

¿Dónde se encuentra la Casa Comalat? Mapa y cómo llegar


Mapa más grande

Dirección

Fachada principal: av. Diagonal 442, Barcelona.

Fachada posterior: c/ Còrsega 316, Barcelona.

Horario de visita

No se puede visitar.

¿Cómo llegar?

Metro: Diagonal (líneas 3 y 5).

Autobuses: líneas 6, 22, 24, 33, 34, H8, N4, N5, V17 y autobús turístico.

A pie: aprovechando un recorrido por el Passeig de Gràcia podéis llegar andando hasta la Casa Comalat.

Lugares próximos de interés

Palau Robert
Casa Fuster
Casa Milà, La Pedrera
Casa Terrades, Casa de les Punxes
Casa Batlló