Fiesta Sant Medir Gracia

Actualización 20 Feb 2022

Seguramente la fiesta de Sant Medir sea una de las tradiciones más esperadas por los más pequeños de la casa, sobre todo del barrio de Gràcia de Barcelona, de Sarrià – Sant Gervasi, de La Bordeta y de la población de Sant Cugat. Esto se debe a que en gran medida los protagonistas de las celebraciones son los niños, ya que uno de los momentos más célebres y esperados del día de Sant Medir (3 de marzo), es la famosa rúa de Sant Medir, en la que se reparten caramelos.

Toda la información sobre la celebración de Sant Medir

¿En qué consisten las celebraciones de la fiesta de Sant Medir?

Fiesta Sant Medir 2022

Datos Fiesta de Sant Medir 2022

Sant Medir: 3 de marzo.

Celebraciones: del 19 de febrero al 6 de marzo de 2022.

Dónde: Barrio de Gracia, Sarrià-Sant Gervasi, La Bordeta y Sant Cugat.

Actos destacados de las Fiestas de Sant Medir de Barcelona

Si bien es cierto que la rúa de Sant Medir del 3 de marzo es el acto principal y, seguramente, el más tradicional de las fiestas, desde hace años la celebración y los actos de las fiestas se han ampliado a otros actos y días. A continuación encontraréis algunos de los actos festivos más destacados. Si queréis conocer el programa completo, podéis descargaros el PDF desde el enlace de más abajo.

Correfoc de Sant Medir

Sábado 19 de febrero

18:30h

Nil Fabra, Gran de Gràcia, Sant Domènec y Plaza de la Vila de Gràcia

Fiesta del pregón de Sant Medir

Domingo 20 de febrero

A partir de las 10:30h

Plaça Trilla, Gran de Gràcia, Travessera de Gràcia, Mariana Pineda y Plaza de la Vila de Gràcia

Subida a pie a la Ermita de Sant Medir

Domingo 27 de febrero

8:00h

Salida desde la Plaza Trilla

Rúa de Sant Medir

3 de marzo

Por la tarde

Calles del barrio de Gracia

La gran mayoría de las actividades del programa se celebran en las propias calles y plazas del barrio de Gracia. Aún así, hay otras actividades que se realizan en Sarrià – Sant Gervasi y en La Bordeta. Obviamente, algunos actos tienen lugar directamente en la ermita de Sant Medir, en la Sierra de Collserola (territorio de Sant Cugat).

La leyenda de Sant Medir

Seguramente muchos de vosotros os preguntéis ¿de dónde viene la celebración de Sant Medir? y ¿por qué es el barrio de Gracia de Barcelona (hasta el año 1897 conocida población independiente de Barcelona) y la población de Sant Cugat los dos escenarios principales de esta particular fiesta?. Pues bien, la leyenda de Sant Medir tiene su origen en el año 303 d.C.


En aquél periodo, bajo el imperio de Diocleciano, los cristianos sufrieron una de las mayores persecuciones. El obispo Sever de Barcelona, en su huída en romería hacia Sant Cugat, se encontró con el campesino Medir, que en ese momento estaba plantando habas en su huerto. Durante su breve encuentro el obispo le explicó los motivos de su huida y conminó a Medir a que dijera la verdad si alguien preguntaba por él. Es decir, que había pasado por allí mientras él sembraba las habas.

Vídeo que narra la leyenda de Sant Medir

Efectivamente, enseguida pasó un grupo de romanos que preguntó a Medir por el paradero del obispo Sever. Medir se limitó a decir la verdad, que había pasado justo cuando estaba sembrando las habas. De forma asombrosa, casi milagrosa, las habas habían crecido a un ritmo nunca visto, por lo que se transmitía la idea de que el obispo había pasado por allí varios días atrás. Finalmente, el obispo Sever fue capturado y tanto él como Medir, acusado de haber mentido para favorecer la huída del obispo, fueron ajusticiados.

Con el pasar de los siglos se hizo muy popular asistir, cada 3 de marzo, en romería a la ermita de Sant Medir, situada en una zona de la Sierra de Collserola perteneciente a Sant Cugat y que fue levantada por los monjes del Monasterio de Sant Cugat. Así pues, a principios del siglo XIX se formaron varias «collas» que asistían a estos «aplecs» del día de Sant Medir.

Josep Vial Granés, un habitante de la Vila de Gracia nacido en Sant Cugat, ante la precaria situación de su hermano que, herido y perseguido se había refugiado en la ermita de Sant Medir, hizo la promesa de que si su hermano se curaba, cada 3 de marzo iría en romería, montado en caballo y tocando un timbal, a la ermita de Sant Medir. Y así lo hizo, acompañado además de varios amigos y habitantes de Gràcia, fundándose de esta manera la primera colla de Gràcia en el año 1856.

Poco tiempo después se formó otra colla, esta vez en Sarrià, a la que le fueron siguiendo otras muchas más del resto de Barcelona. De allí, la tradicional romería que cada año parte desde Gràcia hacia la ermita de Collserola y en la que se van repartiendo caramelos a los más pequeños.

error: @ Contenido protegido por derechos de autor.