jardín Mossèn Costa i Llobera
Favoritos

Los jardines de Mossèn Costa i Llobera deben su nombre al gran poeta mallorquín Miquel Costa i Llobera. Gran parte del encanto de los jardines radica en que, a pesar de contar con unas dimensiones que alcanzan las 6 hectáreas, seguramente sean unos de los más desconocidos de los muchos jardines que pueblan la montaña de Montjuïc, lo que hace que resulten un lugar ideal para evadirse del ruido y ajetreo de la ciudad y de algunos de los puntos más turísticos del resto del parque de Montjuïc.

A destacar

Los jardines están especializados en todo tipo de especies de zonas desérticas y subdesérticas, tropicales e incluso se pueden encontrar varias plantas típicas de la alta montaña, aunque lo que más llama la atención es su gran colección de cactus, originarios de diferentes zonas geográficas y países. A excepción de otros jardines de Montjuïc, proyectados con motivo de la Exposición Internacional de 1929, los jardines Mossèn Costa i Llobera fueron creados mucho más tarde, concretamente en el año 1970, aunque la estructura y estética actual se debe a una gran reforma realizada entre los años 2006 y 2011.

¿Quién fue Mossèn Costa i Llobera?

Miquel Costa i Llobera fue, al igual que otro coetaeno suyo, Jacint Verdaguer i Santaló, un sacerdote (el significado de la palabra catalana mossèn significa sacerdote) y gran poeta del siglo XIX y principios del XX. Originario de Mallorca tuvo una estrecha relación con Barcelona, dónde estudió derecho y llegó a presidir los Juegos Florales de la ciudad en una ocasión.

La vegetación

Un total de 800 especies de cactus y otras especies suculentas y árboles subtropicales, varios de ellos centenarios, pueblan los jardines, cifra que da buena cuenta de la magnitud e importancia de la colección de plantas que se pueden observar.

detalle jardines Mossèn Costa i Llobera

Gracias a su estratégica situación, en la parte sur de la montaña de Montjuïc y junto al mar, en el interior de los jardines se registran temperaturas 2ºC superiores a las del resto de la zona, creando un microclima muy adecuado para las especies que se encuentran en él. Además, al quedar bastante protegido, se evitan los intensos vientos que a veces suelen soplar y que podrían afectar a algunas de las plantas.

Especies destacadas del jardín

Drago
Árbol típico de los climas subtropicales

Pitas
Plantas originarias de México que únicamente florecen una vez

Xanthorrhoea
Plantas nativas de Australia

Cereus jamacaru
Cactus de Brasil que llegan a alcanzar importantes tamaños

Aloe brevifolia
Cactus originario de Sudáfrica, también conocido como dientes de cocodrilo


Elementos decorativos y artísticos

Además de las diferentes especies de plantas, que son la base y el encanto principal de los jardines, éstos cuentan con varios elementos decorativos y artísticos que enriquecen el idílico escenario en el que se encuentran. Entre ellos, destaca la presencia de una pérgola que ayuda a protegerse de los rayos del sol, ya que estos alcanzan casi todos los rincones del parque. Durante el paseo también os toparéis con varias esculturas, siendo seguramente la más llamativa de ellas La Puntaire (en castellano, encajera), situada en un saliente de la montaña acondicionado a modo de mirador y que cuenta con unos bancos para sentarse.

escultura La Puntaire

Esculturas

L’au dels temporals, el pi de Formentor
Joaquim Ros i Bofarull

La Puntaire
Josep Viladomat

A Joan Pañella
Mertixell Duran

La visita a los jardines

El acceso a los jardines es totalmente gratuito. Debido al intenso calor que suele hacer en su interior y a los escasos espacios con sombra os sugerimos que en caso de visitar los jardines durante un día muy soleado de verano evitéis las horas en las que el sol es más intenso (de 12:00h a 16:00h). Dada su extensión los jardines de Mossèn Costa i Llobera cuentan con varias entradas, siendo las dos más accesibles las que hay junto a la Terraza Martínez, en los Jardines de Miramar y la que se encuentra en la carretera de Miramar, a poca distancia de la plaza de la Armada. Una vez accedáis a los jardines os daréis cuenta de que éste cuenta con con varias escaleras y caminos, algunos de ellos en forma de zig zag, que según su localización recorren el interior en diferentes niveles. Os sugerimos que recorráis el largo de los jardines por uno de estos niveles hasta el extremo opuesto por el que hayáis entrado y que retornéis por otro de los niveles.

mirador litoral de Barcelona

Durante vuestro paseo disfrutaréis de varios puntos estratégicos a modo de mirador, desde dónde observaréis unas fantásticas vistas del mar, el puerto y el resto del litoral. Podréis realizar infinidad de fotografías, tanto del puerto y el litoral como de las diferentes variedades de plantas de los jardines, muchas de ellas espectaculares.

SUGERENCIA

Desde irBarcelona os sugerimos que cojáis el Aeri del Port en la parada de Sant Sebastià, junto a la playa, que os llevará hasta los Jardines de Miramar. Una vez allí y tras disfrutar de las vistas desde su mirador adentraros en los Jardines de Mossèn Costa i Llobera y recorrerlos con tranquilidad. Tras este agradable y entretenido paseo regresad a los Jardines de Miramar, dónde podréis descansar comiendo o tomando algo en una de sus dos terrazas (Miramar restaurant y Terraza Martínez), cada una a un extremo del jardín.

Galería de fotos

Mapa


Mapa más grande

Dirección

ctra. de Miramar, junto a la pl. de L’Armada.

Horario de visita

De lunes a domingo a partir de las 10:00h y hasta el atardecer.

Precio de la entrada

Gratis.

¿Cómo llegar?

Metro: Paral·lel (línea 2 y 3) y caminar unos 15 o 20 minutos (acceso crta. de Miramar / pl. de la Armada).

Autobuses: líneas 21 (acceso crta. de Miramar / pl. de la Armada), 150 y autobús turístico (acceso Jardines de Miramar).

Funicular de Montjuïc: y bajar por la avemida de Miramar (acceso Jardines de Miramar).

Aeri del Port

Lugares próximos de interés

Jardines de Miramar
Aeri del Port
Mirador del Alcalde
Fundación Miró
Refugio 307

Favoritos

Newsletter irBarcelona


Síguenos

Pinterest
BDTECHIE