Favoritos

Bajo este literario título se esconde una historia de la que encontraríamos infinidad de casos en Barcelona, el aprovechamiento de edificios históricos para darles un uso totalmente diferenciado del que tuvieron al ser proyectados.

Seguro que muchos de vosotros habéis pasado por delante, e incluso habréis entrado en su interior, pero no todos os habréis percatado de que la librería en la que os encontráis fue, hace ya muchos años, una iglesia.

Nuestros protagonistas de este artículo no son otros que La Central del Raval, la sede de la librería que se encuentra en la calle Elisabets nº 6 en pleno centro de Barcelona y a pocos pasos de Las Ramblas y el histórico emplazamiento en el que se encuentra, la antigua Capilla de Nuestra Señora de la Misericordia.

Historia del espacio

Para hablar del emplazamiento en el que se encuentra actualmente la librería La Central del Raval hemos de remontarnos hasta el siglo XVI, cuando concretamente en el año 1583 el sacerdote y teólogo, Diego Pérez de Valdivia, fundó la Casa de la Misericordia, divida en tres espacios diferenciados, el dedicado al hospicio de los más desfavorecidos, sobre todo niños, el antiguo Colegio de Sant Guillem d’Aquitània y la Capilla de Nostra Senyora de la Misericordia.

Nosotros vamos a centrarnos concretamente en el Convento de la Misericordia. Éste actuó como tal hasta el final de la Guerra Civil, pasando a estar en desuso durante un corto espacio de tiempo hasta que en el año 1944 un ebanista lo alquiló, conjuntamente con la casa contigua para vivir con su numerosa familia. Uno de los hijos de dicho ebanista es el teólogo Josep Rius-Camps que profundiza un poco más en los años en que vivió en la antigua capilla de la Misericordia en un artículo publicado por El Periódico de Catalunya.

Después de muchos años ejerciendo como hogar para la familia del teólogo Josep Rius-Camps, el Hogar del Libro se trasladó a este espacio, en el que estuvo hasta el año 1994, momento en el que quebró. No fue hasta unos años más tarde cuando los propietarios de Grupo 62 y del espacio que ocupaba originariamente la Capilla de la Misericordia llegaron a un acuerdo con Antonio Ramírez, dueño de la librería La Central para que se pudiera abrir la que hoy es conocida como La Central del Raval y que se encuentra en el número 6 de la calle Elisabets.

En la actualidad

Para poder inaugurar la librería de La Central el 25 de marzo de 2003, el arquitecto Enric Granell tuvo que trabajar duro y dar lo mejor de sí mismo para poder acondicionar las dimensiones y características de un espacio ideado como iglesia para su nueva función, y todo ello sin que los cambios realizados hicieran que se perdiera la perspectiva global del origen del lugar en el que nos encontramos.

¿Grandes y pequeños detalles en los que fijarnos?

Existen varios elementos de la librería La Central que nos trasladan a aquellos años en los que la librería era una capilla.

La entrada principal

Sita en la calle Elisabets número 6, sólo tenemos que alzar la vista y mirar la fachada desde una cierta perspectiva para ver qué, indudablemente, el edificio en el que vamos a entrar era fue en su día una iglesia.

Además, al lado izquierdo de la entrada también nos encontramos con una pequeña placa en la que se puede leer el nombre de la Capilla, Nostra Senyora de la Misericòrdia.

El interior

Cuando entramos a La Central desde la entrada principal enseguida nos llama la atención la altura del techo, momento en el que podemos aprovechar para fijarnos en las formas del mismo, que no pueden disimular que originariamente formaban parte de una iglesia.

Pared original de la iglesia

Si estamos atentos podremos observar partes de la pared original de la iglesia, al descubierto en algunos rincones del interior.

La Cripta

Todavía denominada así por los propios trabajadores de la librería actualmente la cripta de la iglesia se utiliza para hacer algunas presentaciones de libros y actos relacionados con la lectura.

Resumiendo

Uno de los grandes placeres que encontramos en irBarcelona es el de descubrir y trasladar a nuestros seguidores la historia de rincones con encanto de la ciudad, lugares en los que seguramente habremos estado más de una vez pero que no habremos tenido el tiempo suficiente para pararnos y observar.

Tanto si no habéis estado nunca como si lo habéis hecho pero no os habíais dado cuenta de la importancia histórica del lugar en el que os encontrabais os invitamos a que os acerquéis a la librería La Central y justamente hagáis eso, pararos y observar, fijándoos en los pequeños detalles que denotan el origen eclesiástico del espacio que ahora es una de las librerías más importantes de la ciudad. Y ya puestos os recomendamos que trasteéis entre los más de 80.000 ejemplares de libros que encontraréis en La Central, de todos los géneros y para todas las edades, seguro que os vais a casa con un regalo o auto regalo.

Favoritos