Pabellón Alemán Barcelona
Favoritos

El Pabellón Mies Van der Rohe, también llamado Pabellón Barcelona, fue el encargado de representar a Alemania durante la celebración de la Exposición Internacional de 1929 que tuvo lugar en la montaña de Montjuïc. Por ese motivo también se hace referencia a él, de manera más informal, como Pabellón Alemán.

A destacar

Diseñado por el arquitecto Mies Van der Rohe, el pabellón representaba la primera participación de Alemania en una feria internacional tras la finalización de la I Guerra Mundial, de allí la importancia que el arquitecto le dio a cada uno de los detalles. Uno de los más significativos fue la elección de su ubicación y es que en un principio el pabellón debía construirse en otra zona, muy próximo al Palau Nacional (actual sede del MNAC) y junto a los pabellones de los demás países, pero Mies Van der Rohe insistió hasta la saciedad para que finalmente se construyera en otro lugar. El motivo no era otro que el de situar el pabellón justo en la avenida que iba desde el espacio de ocio de la Exposición, el Poble Espanyol, hasta la zona más cultural e institucional, asegurándose de esta manera que, sí o sí, acabaran visitándolo casi la totalidad de los visitantes que pasearan por la exposición.

Pabellón Alemán Barcelona

UNA RÉPLICA A ESCALA 1:1
El pabellón Alemán se acabó desmantelando tras finalizar la Exposición Internacional, por lo que la actual edificación que se puede visitar es una réplica realizada en el año 1986 por iniciativa del Ayuntamiento de Barcelona y la Fundación Mies Van der Rohe. Se trata de una reconstrucción a escala 1:1, situada en el punto exacto dónde se levantó el pabellón original y para cuya construcción se utilizaron los mismos materiales, incluso extrayendo la piedra de las mismas canteras. Lamentablemente, de la obra original solamente se conserva un trozo de hierro que, solamente en contadas ocasiones se expone al público.

La Filosofía

Gran parte de la importancia del pabellón Barcelona radica en la capacidad que tuvo Mies Van der Rohe de plasmar en la realidad la idea que muchos arquitectos tenían sobre lo que debía ser la arquitectura moderna (simple pero funcional), motivo por el cuál la edificación enseguida se convirtió en auténtico símbolo de la arquitectura moderna pragmática. Para conseguirlo, y por extraño que pueda parecer, Mies Van der Rohe se nutrió del estilo clásico, utilizando en las paredes un tipo de mármol muy habitual en los templos romanos y optando por un suelo que recuerda al de algunos templos clásicos. Como contrapunto moderno a estos materiales, utilizó el vidrio y el acero, consiguiendo de esta forma una armonía global de todo el conjunto.

Pabellón Mies Van der Rohe

Pese a todo ello, lo que realmente permitió a Mies Van der Rohe conseguir la revolución e impacto arquitectónico que buscaba fue la innovadora distribución del espacio (no jerárquico, sino que daba la misma importancia a cada una de las estancias), con claro predominio de las líneas rectas y jugando con los límites entre los espacios abiertos y cerrados, y su funcional y minimalista decoración (evitando cualquier tipo de elemento decorativo que no sea estrictamente necesaria).


Visitas

Para todos los aficionados o estudiantes de arquitectura y, por supuesto, para todos los arquitectos, el pabellón Alemán es una visita obligada, siendo muchos los que, aun tratándose de una réplica, todavía se emocionan cuando lo visitan. Para los que no tengáis un marcado interés por la arquitectura es muy posible que el edificio no os llame tanto la atención, por eso os recomendamos realizar una visita guiada, lo que os ayudará a comprender mejor la filosofía de Mies Van der Rohe, lo que quería transmitir con su obra y porqué sigue siendo, casi 100 años después, un auténtico referente en la arquitectura actual.

VISITAS GUIADAS

Visita guiada en inglés: sábado a las 10:00h.
Visita guiada en castellano: sábado a las 11:00h.
Visita guiada en catalán: sábado a las 12:00h.

Silla Barcelona

Uno de los elementos más destacados del interior del pabellón es la llamada Silla Barcelona, una silla realizada en piel y perfil metálico, diseñada especialmente para la ocasión, y que en la actualidad sigue de plena actualidad, siendo uno de los modelos de silla más habituales en las tiendas de todo el mundo.

Silla Barcelona

Escultura de George Kolbe Barcelona

La escultura es una réplica perfectamente realizada de la que, bajo el nombre de “Amanecer“, realizó el escultor George Kolbe para el pabellón original. Su estratégica posición, sobre uno de los extremos del pequeño estanque, posibilita el reflejo de la misma ya no solo sobre el agua, sino también sobre la gran cristalera que separa el espacio abierto del cerrado y sobre la pared realizada en mármol verde de los Alpes.

escultura George Kolbe

PRESENTACIONES Y EXPOSICIONES
Dado el interés que suscita, el pabellón suele acoger de manera ocasional algunas exposiciones temporales, en la inmensa mayoría de ocasiones relacionadas de forma directa o indirecta con la arquitectura, lo que puede provocar la modificación parcial de ciertos elementos de su decoración interior.

Galería de fotos

Mapa


Mapa más grande

Dirección

Av. Francesc Ferrer i Guàrdia, 7, Barcelona.

Horario de visita

De lunes a domingo: de 10:00h a 20:00h.

Precio de la entrada

General: 5,00€.

Estudiantes: 2,60€.

Grupos: 4,00€ por cada miembro del grupo.

Gratis: menores de 16 años.

¿Cómo llegar?

Metro: España (líneas 1 y 3).

Autobuses: líneas 13 (más cercana), 23, 37, 50, 65, 79, 91, 109, 165, H12, H16 y autobús turístico.

A pie: se puede llegar caminando si os encontráis en las inmediaciones de la montaña de Montjuïc.

Lugares próximos de interés

CaixaForum
Fuente Mágica de Montjuïc
Columnas de Puig i Cadafalch
Poble Espanyol
MNAC

Favoritos

Newsletter irBarcelona


Síguenos

Pinterest
BDTECHIE