Colegio de las Teresianas Barcelona
Favoritos

El Colegio de las Teresianas (1887-1889), también llamado Colegio Teresiano y uno de los primeros trabajos de gran importancia del arquitecto modernista Antoni Gaudí se encuentra en la parte alta de Barcelona, concretamente en la calle Ganduxer del barrio de Sarrià – Sant Gervasi, por aquél entonces una localidad independiente de Barcelona.

A destacar

El colegio fue ideado por San Enrique de Ossó, sacerdote y fundador de la Congregación de las Hermanas de la Compañía de Santa Teresa de Jesús y la persona que le ofreció el proyecto a Antoni Gaudí cuando los cimientos de su estructura ya contaban con una altura de 80 cm. Las premisas claras que recibió el arquitecto al heredar el proyecto fueron las de, sobre todo, mantener la sobriedad en las líneas y formas del diseño original para que, ante todo, evocaran la austeridad que promovía la congregación.

fachada desde la calle

La fachada

Observando su fachada, uno enseguida se da cuenta de que Antoni Gaudí siguió en buena parte las instrucciones de proyectar una construcción sobria, siendo clara muestra de ello el hecho que continuara usando el ladrillo, un material barato, así como las líneas rectas que predominan en toda su estructura. Pese a ello, Gaudí también se tomó ciertas licencias, como la inclusión de las puntas que coronan la fachada y en la que destacan las torretas situadas en las esquinas. Otro añadido que Gaudí hizo sobre el diseño original en el exterior del edificio fue el cuerpo de la entrada, que sobresale de la fachada y en el que destaca el escudo de la escuela y el uso de cristales de diferentes y llamativos colores, preludio del cambio tan marcado de estilo entre el exterior y el interior del edificio.


detalles de la fachada

El interior del edificio

Si el exterior del edificio nos recuerda a la arquitectura medieval, el interior es todo lo contrario, con referencias claras al estilo gótico y mudéjar. Esto es debido a que Gaudí se vio con mucha más libertad para trabajar en el interior del edificio, alejado de posibles miradas críticas, que en su exterior, mucho más expuesto.

arcos parabólicos

De su planta baja llama la atención el ancho del pasillo principal, mayor que la de las salas laterales, así como el uso de una serie de arcos catenarios que además de su uso decorativo también tienen la función de descargar en diferentes puntos el peso del piso superior y de esta manera, conseguir que se aguante.

¿A DÓNDE VAN ESAS ESCALERAS?
escaleras de gaudí hacia...

La respuesta normal sería “a un desván” o “a otro piso” pero en el caso de Gaudí no todo es tan obvio. Y es que en la primera planta del colegio se encuentran unas escaleras que, en realidad, no llevan a ninguna parte. Simplemente se trata de un pequeño juego del arquitecto con el espacio y que también puso en práctica en alguna otra de sus obras, como es el caso del Palau Güell.

Al igual que en el resto de obras de Gaudí, enseguida se observa la obsesión del arquitecto por aprovechar al máximo la luz natural del exterior, construyendo para tal efecto diferentes atrios que permitieran el paso de la luz, tanto en las plantas superiores como en la planta baja. Otras huellas claramente Gaudinianas son el uso del hierro forjado y la presencia de los arcos parabólicos, visibles en los pasillos de la primera planta del edificio. También llama la atención el bosque de pilares del primer piso, que es un ejemplo más de cómo Gaudí miraba de aplicar a cada una de sus obras formas propias de la naturaleza.

¿CÓMO SE PUEDE VISITAR EL EDIFICIO?
Lamentablemente la respuesta es no, y es que el colegio todavía realiza la misma función para la que fue diseñado, por lo que no está abierto a las visitas turísticas y desde la calle solamente se puede divisar la parte superior de su fachada, ya que el resto queda tapado por un muro que delimita el recinto.

El exterior: Si estáis interesados en observar mejor la fachada podéis acercaros hasta el colegio durante la hora de salida de los niños y pedir permiso para echar un vistazo rápido.

El interior: Por lo que respecta a su interior, resulta mucho más complicado acceder así que lo mejor es esperar a alguna de las jornadas de puertas abiertas que de vez en cuando se programan, como las que suelen tener lugar durante la celebración del 48H Open House Barcelona, el festival de arquitectura que cada año se celebra en la ciudad.

Galería de fotos

Mapa


Mapa más grande

Dirección

c/ Ganduxer, 85, Barcelona.

Horario de visita

El edificio no se puede visitar.

¿Cómo llegar?

FGC: La Bonanova y Les Tres Torres.

Autobuses: líneas 68, 70, H6 y V11.

Lugares próximos de interés

Torre Bellesguard
Torre Andreu – La Rotonda
Columnas de Puig i Cadafalch
CosmoCaixa
Casa Vicens

Favoritos

Newsletter irBarcelona


Síguenos

Pinterest
BDTECHIE