Favoritos

Al escoger un vehículo privado como la moto, coche o furgoneta, tendréis que asumir los gastos de gasolina y peaje del trayecto, importe que dependiendo desde dónde hagáis vuestro viaje así como del consumo del vehículo puede ser bastante elevado. Por eso en el caso de ir en coche lo mejor es ir con un grupo de amigos y de esta manera, además de pasarlo genial, podréis dividir los costes del trayecto entre más personas.

Lo bueno y lo malo

Entre los mayores inconvenientes a la hora de desplazarse a Barcelona en vehículo privado se encuentra el de “qué hacer con él” a nuestra llegada. Lo más recomendable es alojarse en un lugar en el que dispongan de aparcamiento privado, tanto si viajamos en moto como si lo hacemos en coche. En el caso de que vuestro alojamiento no disponga de un lugar en el que dejar el vehículo, si vamos en moto siempre la podéis aparcar en la acera, aunque hay que ir con cuidado ya que siempre se está más expuesto a un posible robo, por lo que la mejor opción en este caso es la de aparcarla en algún aparcamiento cubierto y vigilado, ya sea municipal o privado. Antes de optar por esta alternativa es recomendable preguntar posibles ofertas por aparcar el vehículo varios días ya que el coste de dejar la moto o coche a cubierto puede ser realmente caro.

Lo bueno de viajar con un vehículo privado es que una vez en Barcelona podréis hacer un uso de él. En el caso de que se trate de un coche o furgoneta sólo os sugerimos su uso si tenéis que hacer algún desplazamiento a alguna población cercana a Barcelona ya que para moveros por la ciudad es preferible que lo hagáis en transporte público. Si por el contrario habéis llegado a Barcelona en moto la cosa cambia ya que es una fantástica opción a la hora de moverse por la ciudad.

Favoritos
TripUniq ES

Newsletter irBarcelona


Síguenos

Pinterest
BDTECHIE